Piel sana y joven todo el año

Categorías:Hablemos de belleza
Alvaro Gordo Ortiz

El grado de exposición a la luz ultravioleta depende de la intensidad de los rayos, del tiempo que la piel ha estado expuesta y de su protección.

Es por ello que en este post os ofrecemos una serie de recomendaciones para evitar daños solares en la piel durante este verano:

  1. En primer lugar, deberás tener en cuenta que el horario en que los rayos UV son más potentes es desde 10 de la mañana a las 4 de la tarde. Si procuras evitar estas horas, tu piel estará menos expuesta; de no ser así, aplícale la máxima protección: cremas solares, sombrero, hidratación…
  2. Como ya sabes, la temporada del año en que los rayos ultravioleta son más fuertes es durante los meses de primavera y verano. Por tanto, es hora de que protejas tu piel incluso para ir al trabajo, salir a hacer la compra, de camino a la universidad… Presta una mayor atención a las zonas más delicadas, como son el rostro, el cuello y el escote.
  3. ¿Crees que en los días nubosos no hace falta protección solar? Depende. Determinadas formaciones nubosas bloquean algunos rayos UV del sol y reducen su exposición, mientras que otras pueden reflejar estos rayos y, por el contrario, aumentar la exposición. En cualquier caso, debes saber que los rayos ultravioleta pueden atravesar las nubes, incluso en días nublados, ¡por lo que no te la juegues!
  4. La potencia de la radiación ultravioleta dependerá de la zona geográfica en que te encuentres. Así, cuanto mayor te acerques a la línea ecuatorial mayor será tu exposición a los rayos UV. También la altitud determina tu nivel de exposición: a mayor altura, más radiación.
  5. ¿Por qué es más fácil que te quemes en la nieve? Por el reflejo de los rayos UV en superficies como el agua, la arena, la nieve, el pavimento o la hierba. Esto implica un aumento de la exposición a la radiación ultravioleta. Lo mismo ocurre en un día de campo, de senderismo, en la piscina o en carretera, por ejemplo. Ten a mano tu crema solar durante todo el año si vas a realizar alguna de estas actividades.

Estas recomendaciones te ayudarán a mantener una piel sana y joven. De lo contrario, la exposición prolongada al sol puede provocar quemaduras que, a largo plazo, son causa de envejecimiento prematuro de la piel, arrugas, pérdida de la elasticidad de la piel, manchas oscuras y otras afecciones. De hecho, los rayos UV del sol también aumentan el riesgo de padecer cataratas y otros problemas visuales, así como la supresión del sistema inmunitario de la piel. Así que protégete del sol con una buena crema con fotoprotección… ¡y disfruta del verano!

Gracias por confiar en Abéñula. Para la higiene y la belleza de los ojos y las pestañas desde 1.927.

Deja un comentario

Name*
Email*
Url
Your message*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>